¿Brunch neoyorkino o cóctel caribeño?

¿Brunch neoyorkino o cóctel caribeño?

¿Y por qué no los dos? No es necesario que elijáis entre dos destinos tan diferentes. Ambos combinan a la perfección para dar como resultado un viaje redondo: cosmopolita a la par que relajante.

¿Por qué conformarnos con un brownie cuando tenemos a nuestra disposición todo un buffet de experiencias? Con los viajes combinados podéis tenerlo todo sin renunciar a nada, ya que os ofrecen la ventaja de disfrutar de los estímulos de la gran ciudad y, al mismo tiempo, descansar en playas paradisíacas.

Veamos qué sabores paladearéis en vuestra Luna de Miel si mezclamos en la coctelera Nueva York y Caribe. ¡Brindemos para celebrar un viaje que no ha hecho más que empezar! ¿Qué combinado os apetece?

caribe
El ron blanco en Caribe

Tras un baño en aguas de un azul puro e intenso, os tumbáis en la hamaca para seguir refrescándoos bajo el sol con un cóctel en la mano. Este es uno de los placeres caribeños que os esperan en esta parte del viaje, y algunas de las bebidas tropicales que os deleitarán son:

  • El Coco Loco. Este cóctel tiene una presentación llamativa porque se sirve en el propio coco. Sin duda es una de las imágenes que seguiréis saboreando al regreso de vuestro viaje, cuando recordéis el relax en las blancas arenas. Su preparación más común integra vodka, tequila y ron blanco. Todo ello aderezado con zumo de limón y crema de coco.
  • El Banana Mama. Un cóctel afrutado que combina el ron blanco con el dulzor de la piña, la banana y el coco. El toque de granadina le da el mismo tono que la puesta de sol caribeña que estaréis contemplando bajo las palmeras.
  • La Mamajuana. Esta conocida bebida es propia de la República Dominicana, así que no podéis dejar de probarla, sobre todo por las propiedades afrodisíacas que se le atribuyen. Se realiza con una mezcla de raíces, hierbas y especias. Es la bebida que pondrá el punto “picante” a vuestra Luna de Miel en Caribe.
  • El Mono Sucio. La mezcla dulce de crema de coco con sirope de chocolate se atenúa con el ron blanco: el ingrediente estrella de los cócteles dominicanos.
ny-soleado
El champán en Nueva York

Una cena en Upper East Side, un musical en Broadway y un paseo bajo las estrellas. Después de una noche intensa en la ciudad que nunca duerme, el brunch es la opción indiscutible para retomar fuerzas al día siguiente, reincorporarse al ritmo de la gran manzana y seguir recorriendo sus calles de película. Esta fusión del desayuno y el almuerzo en un instante único ya es famoso a nivel internacional, pero qué mejor lugar que Nueva York para degustarlo con estas maravillosas vistas.

  • La Mimosa es el cóctel por excelencia para acompañar vuestro brunch neoyorquino. En el corazón de Manhattan, esta bebida chispeante y glamurosa siempre está presente en los restaurantes más recomendados. La combinación de champán con zumo de naranja natural nos regala una bebida refrescante y suave.
  • El Bloody Mary es también muy típico en un brunch, sobre todo después de saborear la noche neoyorquina hasta la madrugada. El zumo de tomate, el vodka, las especias y el toque picante os despertarán para salir de nuevo a las calles de la gran manzana.
  • El Bellini tiene como base prosecco o champán, por lo que se asemeja a la Mimosa, pero este se adereza con suave néctar de melocotón.

El orden de los placeres lo ponéis vosotros, así como los días que queréis destinar a cada uno de ellos. Este es un viaje diseñado para vosotros, así que decidnos: ¿Qué deseáis tomar antes para celebrarlo: una Mimosa o un Mamajuana?

 

OikoTravel

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR